¿Sigues encontrándote mal aunque tus analíticas estén bien? Descubre por qué esta situación es habitual en hipotiroidismo.

La TSH de Teresa está dentro de la normalidad, pero ella sigue sin sentirse bien.

Veamos una situación habitual en consulta, como la que me comentaba el otro día Teresa:

Hola Montse, llevo mucho tiempo encontrándome mal. Desde antes del diagnóstico del hipotiroidismo. Tomo a rajatabla desde el primer día la medicación que me pautó el médico. Me dijo que con ella mejoraría pero yo no me siento bien.

Sigo cansada, duermo mal, me duelen muchas veces las articulaciones y los músculos. Me cuesta concentrarme, tengo subidas y bajas de humor. Hay momentos en los que siento una rabia e impotencia que me sobrepasan. Es como si me sintiera extraña conmigo misma.

En las revisiones que me van haciendo en la Seguridad Social, el médico me dice que mi TSH está perfecta, que está dentro del rango del laboratorio. Pero yo me noto muy lejos de estar perfecta como mi TSH.

El médico me hace la reflexión de que, si mis analíticas están bien, no es debido al hipotiroidismo que me encuentre tan mal. Él sugiere que se debe a mi forma de ser y de sobre-estresarme delante de la vida. Pero yo antes de todo esto no era así.

Hay días que me siento muy fuerte y otros muy débil e insegura. Inclusive dentro del mismo día tengo mucha variación. Por ejemplo, por la mañana me cuesta un montón arrancar el día. A mediodía me echaría una siesta. Por la tarde estoy cansada pero a última hora del día me espabilo y me vienen mil ideas creativas a la cabeza. Nunca las puedo llevar a cabo porque al día siguiente no tengo fuerzas. Estoy metida en un bucle.

Además, cada vez me da más pereza salir, hacer planes con los amigos. El otro día fuimos de excursión al monte. Yo veía como todos iban siguiendo a buen ritmo pero yo no podía ni con mi alma. Siempre quedaba la última, me tenían que esperar, me sentía pesada y cansada. Y eso que había dormido aceptablemente bien la noche anterior. Imagínate cuando duermo mal que es la mayoría de las noches.

En fin, que ya no sé si es por la tiroides, si es porque me he vuelto una floja o porqué diablos pero siento que no soy la misma. Cómo si no me reconociera a mí misma. Algunas veces me miro al espejo y me pregunto cómo puedo tener siempre una expresión tan cansada en la cara.

¿Qué me pasa Montse?

 

Mis explicaciones a Teresa:

Estar dentro de rango y medicada no siempre implica que el problema de raíz haya desaparecido

A Teresa le explico que, de acuerdo, a sus analíticas, su TSH (también llamada tirotropina) suele estar en la parte superior del rango, rondando los valores de 4 – 5 mU/L (el rango de laboratorio suele ser entre 0,8 a 5,5 mU/L). Por debajo de este rango de laboratorio se considera que el paciente está en hipertiroidismo o por encima que está en hipotiroidismo.

Foto @cotonbro via pexels

En el caso de Teresa, el hecho de estar siempre en la parte superior del rango, significa que no se encuentra del todo optimizada. Es decir, que se toma la medicación, pero ésta no le hace un efecto suficiente para que se encuentre bien en su cuerpo. Por más que los valores de la analítica estén bien, ella se seguirá sintiendo mal, a no ser que atajemos la causa raíz.

La versión oficial en la práctica clínica habitual, es que las personas que están dentro del rango de normalidad de la TSH deben encontrarse bien y punto. Si se encuentran mal no es por el hipotiroidismo. En mi experiencia, personal y en consulta, esto no suele ser así, sino más bien todo lo contrario.

Breve recordatorio de la alteración hormonal en hipotiroidismo

Conviene recordar que a TSH (tirotropina) es la hormona segregada por la hipófisis (la jefa, situada en la base del cerebro) que manda una señal a la tiroides (la trabajadora, en el cuello). A mayor la señal (mayor el valor de TSH) sería equivalente a mayores los “gritos” de estímulo de la jefa a la trabajadora para que genere más hormona tiroidea (principalmente en forma de T4). Por eso las personas hipotiroideas se las diagnostica cuando tienen la TSH elevada (por encima del valor máximo de laboratorio que ya hemos dicho que era alrededor de 5,5 mU/L).

Las personas con hipotiroidismo tienen la glándula con poca capacidad de trabajar (normalmente porqué está inflamada por una reacción autoinmune, el Hipotiroidismo de Hashimoto) y por eso deben tomar la hormona externamente. Dicha hormona se toma en forma de T4 y la medicación más habitual es el Eutirox® o el Levothroid®

Descubramos cuál es la causa raíz del malestar de Teresa

La causa raíz de que Teresa no se encuentre bien tienen mucho que ver con la inflamación de fondo no resuelta. ¿Qué ocurre en un cuerpo inflamado? Que la medicación (hormona inactiva en forma de T4 – Eutirox® o el Levothroid®) no se transforma suficientemente a la hormona activa (la T3).

La hormona activa es la que haría que Teresa se encontrara bien. Por eso iremos a la causa raíz con Teresa e incorporaremos las pautas del Método Reshape a su vida.

Esta historia, real y vivida en la consulta, que tan habitual suele ser, hasta hace bien poco, parecía que era la excepción.

Foto Lina Kivaka via pexels

 

Por suerte, cada vez hay más estudios que empiezan a detectar que los pacientes se pueden sentir mal estando dentro del rango de «normalidad».

Hace poco se ha publicado uno de esos artículos-joya, como los llamo yo. Son publicaciones científicas avaladas que abren camino a cuestionarse lo que venía siendo habitual. En concreto, el estudio del que te voy a hablar, es:

  • El 1er estudio que valora la relación entre la TSH y la calidad de vida en pacientes.
  • Lo hace en pacientes con hipotiroidismo primario adecuadamente tratado (tomando medicación y con valores analíticos de la TSH dentro del rango)
  • La valoración de la calidad de vida de los pacientes la hace a través de un cuestionario validado (ThyPRO-39).

Ha sido publicado en septiembre 2020 por un equipo de investigadores canarios:

Morón-Díaz, M., Saavedra, P., Alberiche-Ruano, M.P. et al. Correlation between TSH levels and quality of life among subjects with well-controlled primary hypothyroidism. Endocrine (2020).

En concreto el artículo indica lo siguiente:

  • Algunas persona personas con niveles bioquímicos (analítica) de hipotiroidismo controlado, continúan sintiendo malestar.
  • La razón de este malestar es desconocido. Los autores apuntan a que actualmente se está apuntando a dos posibles causas:
    1. Podría tener que ver con la incapacidad por transformar la T4 a T3 en los órganos periféricos.
    2. También existe un debate sobre la necesidad de disminuir el valor del rango superior de la TSH. Los valores de este rango se extraen de los valores medios de la población, pero esta población puede esconder casos de hipotiroidismo no diagnosticado.
Foto de Pixabay en Pexels

 

Se trata de un estudio pionero en su campo

Las características del estudio:

  • 218 pacientes consultados con un cuestionario validado para determinar su calidad de vida.
  • La TSH de los pacientes estaba dentro del rango de normalidad: de 0,8 a 5,33 mU/L
  • Los aspectos valorados en el cuestionario: agotamiento, cognición, ansiedad, depresión, susceptibilidad emocional, alteración de la vida social y la vida diaria, afectación en la apariencia física y valoración global de los efectos de la enfermedad en la calidad de vida (puedes ver ejemplos concretos de las preguntas al pie de este artículo)*.
  • Los participantes no conocían sus valores de TSH para no influenciar sus respuestas al cuestionario.
  • La tiroiditis de Hashimoto (enfermedad autoinmune) es la causa principal de hipotiroidismo de dichos pacientes.
  • 17,9% de los pacientes del estudio tienen diagnóstico de depresión, 13,8 estaban tomando antidepresivo, 7.3% ansiolíticos y 4,1% ambos tipos de medicación

Los resultados:

  • Existe una correlación positiva entre los valores de TSH y el estado de malestar de la persona. Especialmente relacionados con el cansancio y la dificultad para encontrarse bien psicológicamente.
  • Los pacientes que además están tomando mediación psicotrópica (depresivos, ansiolíticos o ambos) tienen peores resultados en su calidad de vida.
  • Anteriormente, ya se había observado que la depresión se correlaciona con los niveles de TSH en población tratada con levotiroxina. A más TSH, mayor sintomatología depresiva.
  • En este estudio, no se pudo identificar un valor concreto a partir del cual los niveles de TSH resultaran en un mayor impacto negativo en la calidad de vida.
  • Lo que sí se vio que cuando los valores caían en el cuarto superior del rango, los pacientes se encontraba peor.

Reflexiones importantes del estudio:

  • Los niveles de TSH oscilan alrededor de un punto de estabilidad (set point) individual. Por lo tanto, el rango normal de TSH aplicable a toda la población, pudiera no ser adecuado para algunos sujetos particulares con un nivel de estabilidad inferior.
  • Este estudio tiene sus limitaciones, tal y como reconocen los propios autores, en primer lugar la muestra es pequeña.
  • En segundo lugar, sus resultados se basan en un solo valor (la TSH). Los niveles de hormonas circulantes (T4 o T3) que quizás podrían ofrecer una mejor correlación que la TSH con la calidad de vida no se valoraron.
  • Tampoco se valoraron otros potenciales factores de confusión como los niveles de anticuerpos (anti-TPO y anti-TG) que no se midieron.

La conclusión del estudio:

  • Incluso dentro del rango normal de laboratorio, los valores altos de la TSH se correlacionan con la menor calidad de vida entre los pacientes con hipotiroidismo primario tratado con levotiroxina.
  • La valoración de cada paciente debe hacerse entonces en función de cómo se encuentre en su caso particular.

 

Foto de Anthony Shkraba en Pexels

 

Las conclusiones a partir de la experiencia en consulta y del Método Reshape

Las conclusiones a partir de la experiencia propia, de los centenares de pacientes en la consulta, y referenciadas detalladamente en el Método Reshape son las siguientes:

  • La TSH es un indicador poco sensible a lo que realmente está sintiendo el paciente en sus tejidos.
  • Lo ideal, por tanto, sería valorar el panel completo: TSH, T3L, T4L y anticuerpos (anti-TPO y anti-TG).
  • Además, los valores de TSH en la mitad superior del rango, cuando el paciente se encuentra mal, pueden indicarnos que no está convirtiendo correctamente la medicación (T4) a su forma activa (T3).
  • Esta falta de buena conversión de la medicación suele deberse a la inflamación de base que es la causa raíz del 90% de los casos de hipotiroidismo y que en cualquier caso agravaría cualquier condición de salud
  • El caballo de Troya de la inflamación se combate desde dentro hacia afuera: con pautas antiinflamatorias en el estilo de vida (alimentación, ejercicio, gestión del estrés, relajación y mucho más que te detallamos en el Método Reshape).
*Algunas de las preguntas realizadas a los pacientes en el cuestionario de este estudio fueron: sensación de hinchazón en el cuello, presión en la garganta, molestias al tragar, temblor en las manos, tendencia a sudar mucho, palpitaciones, intolerancia al frío, malestar de estómago, sensación de sequedad en los ojos, empeoramiento de la visión, molestias con la luz, piel seca, picor en la piel, hinchazón de manos o pies, sentirse cansado, dificultad para tener iniciativa a la hora de hacer cosas, sensación de suficiente energía,  afrontar las demandas de la vida cotidiana, sentirse nervioso, sentir miedo o ansiedad, preocupación por estar muy enfermo, sentirse incómodo, sentirse extraño con uno mismo.

Equipo ReShape

¿Quieres valorar la oportunidad única de formar parte de nuestra comunidad del Método Reshape para un Hipotiroidismo feliz con más de 1.300 alumn@s empoderad@s?

Entonces te invitamos a acceder al webinar gratuito «Las claves para transformar tu hipotiroidismo» suscribiéndote aquí: https://academiareshape.com/suscribe-webinar/

DISCLAIMER

Esta información es meramente divulgativa, no tiene como intención tratar ninguna enfermedad. Si tiene cualquier duda sobre cómo puede afectar su vida y/o su tratamiento, debe consultar a su médico de referencia

¿Te gustó este post? Compártelo en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on whatsapp

Lee otros artículos

Deja una respuesta