Salmorejo de cerezas con huevo

Esta crema de fría de tomate tiene muchas versiones, esta que os traigo es mi preferida. ¡Espero que os gusta tanto como a mí!

Sirve como entrante fresquito para refrescarnos este verano.

Las cerezas le dan un toque dulce y aportan muchos antioxidantes, además de potasio, vitamina C y ácido fólico.

Lo acompaño de un huevo cocido para un aporte de proteína y ácidos grasos.

No lleva pan, a diferencia de la receta original, porque con el propio agua de las frutas ya queda espeso.

Receta para 2 personas.

Ingredientes :

Instrucciones:

Preparación:

  1. Pon abundante agua a hervir con sal.
  2. Cuando hierva, pon el huevo con una cuchara para que no se rompa ni te quemes.
  3. Hiérvelo por 9 minutos sin tapar.
  4. Sácalo y sumérgelo en agua fría para cortar la cocción.
  5. Lava bien las cerezas y luego quítales el hueso.
  6. Lava bien los tomates. Sin son de colgar puedes usarlos enteros, si usas otros, como el tomate pera, mejor sácales las pepitas.
  7. Pon las cerezas y tomates en el vaso de la batidora.
  8. Añade la albahaca, ajo, sal, pimienta y vinagre de manzana y bate bien.
  9. Cuando ya tenga la textura fina deseada, agrega el aceite poco a poco, mientras bates, para emulsionar la mezcla.
  10. Saca el huevo del agua fría y dale unos golpecitos para quitarle la piel con más facilidad.
  11. Sirve el salmorejo en dos vasos y encima medio huevo picado en cada vaso.

Medidas:        

  • cs cucharada sopera / 1 Tbsp

Conservación y sugerencias:

  • Lo puedes conservar en la nevera hasta 3 días.
  • Si tienes prisa o no puedes encontrar cerezas frescas, puedes usar cerezas congeladas que ya van sin hueso.

 

 

blank
blank
blank
blank
blank

¿Te gustó este post? Compártelo en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on whatsapp

Lee otros artículos

Deja una respuesta