Las 10 claves para romper con el círculo vicioso del cansancio en Hipotiroidismo

El agotamiento de Ágata

Ágata me decía el otro día en consulta:

No puedo ni con mi alma, por la mañana me levanto como una zombi, hasta que no me tomo el primer café no empiezo a funcionar, entonces mi cuerpo y mi mente se activan de golpe, pero a media mañana necesito otro para poder mantener mi atención en el trabajo.

Como sé que después de comer me coge un soponcio que me pegaría una siesta de dos horas, pero como obviamente no puedo, normalmente me tomo una bebida de cola light y sigo con mis ajetreada tarde.

Cuando llego a casa por la noche, tengo un hambre atroz, todo lo que había conseguido controlar durante el día, desaparece, es como si no tuviera freno. Me apetecen infinito las cosas dulces y algunas veces incluso las saladas y crujientes.

Entonces me atiborro, pero claro, al rato me vienen los remordimientos y no tengo hambre de cenar hasta muy tarde y delante de la pantalla. Ya que ese momento es mi único rato de recreo. Alrededor de las once – medianoche mi cerebro va a mil y entonces me es muy difícil conseguir dormirme.

Cuando lo hago me suelo despertar en la mitad de la noche, a eso de las 3 de la madrugada, algunas veces muy desvelada, cuando me doy cuenta de que llevo tan poco rato durmiendo, voy al baño, hago un pipí, y luego me meto en la cama, intentado calmar mi agitación.

Entonces, cuando estoy en lo más tranquilo y sosegado de mis sueños, es cuando suena el dichoso despertador y me levanto con un humor de perros y con la sensación de no haber dormido. Algunas veces me levanto más cansada por la mañana de lo que estaba por la noche al acostarme. Y así empieza el ciclo de un nuevo y desastroso día otra vez.

Foto de Andrea Piacquadio en Pexels

 

Las causas del agotamiento

Le explico a Ágata que la entiendo perfectamente. De hecho, durante años yo misma he batallado durante con problemas muy similares a los que dice ella y que, por desgracia, son muy habituales entre las personas con problemas de hipotiroidismo y/o autoinmunidad. Las causas son varias y la inflamación crónica de fondo que existe en nuestro cuerpo no nos ayuda a ponerlo fácil. Vayamos por partes.

Para empezar, el baile entre las distintas hormonas que regulan el descanso, el hambre y el estar despiertas, suelen estar desajustadas por varios factores que son muy habituales en nuestra vida moderna. Estoy hablando de sedentarismo, muchas horas ante pantallas, poca exposición al sol, comidas excesivas para el movimiento que hacemos, y la costumbre de terminar el día viendo series emocionantes que nos desvelan o comparando nuestra vida con las de otras personas en redes para terminar sintiéndonos peor.

Y para continuar, el problema es que en hipotiroidismo este desajuste hormonal se agrava y se convierte en un círculo vicioso que cada vez va a peor por la base inflamatoria crónica de la propia enfermedad.

La forma de atajarlo es recuperar la coherencia de nuestra vida desalineada vida con nuestra verdadera biología. Te puedo garantizar que si nos esforzamos en revertir algunas de las tendencias que perjudican nuestra salud, tu descanso, tu rendimiento y tu vitalidad van a multiplicarse por 100.

Foto de Andrew Neel en Pexels

 

[ Si deseas entender las causas de fondo y las consecuencias del hipotiroidismo en tu cuerpo, tienes a tu disposición nuestro webinar GRATUITO Las Claves de tu hipotiroidismo (haz clic aquí).

En él, te explicamos cómo más de 1.300 pacientes están consiguiendo recuperar sus vidas hacia el camino sostenido hacia su mejoría. ]

 

10 Claves para revertir esta situación

Por eso mis 10 consejos para Ágata y para ti son:

1. Deja de consumir café alrededor de la toma de tu medicación para el tiroides en la mañana (Eutirox, Levothroid, etc.). El café interfiriere con en su absorción.

2. Consulta con tu médico si sería posible pasar a tomar tu medicación a última hora de la noche, justo antes de acostarte. Muchas personas experimentan mejoría al hacerlo pero, como todos los cambios de medicación, incluyendo los horarios, deben estar supervisados por el médico y evaluados mediante analítica de panel de tu tiroides (TSH, T4L, T3L) al cabo de unas semanas.

3. Recupera la higiene del sueño y la coherencia circadiana. Los humanos somos animales diurnos, genética modelados durante miles de años para estar sincronizados con la luz del sol en las horas de actividad y en la oscuridad para descansar (ritmos circadianos). Muchas son las enfermedades que mejoran cuando recuperamos estas pautas. Por lo tanto, una de las tareas es ir a dormir pronto y NO exponerse a pantallas con luces disruptivas, que le hacen pensar a nuestros ojos que es de día (TV, móvil, etc.) desde como mínimo 1 hora antes de ir a dormir. Lo ideal es recuperar el hábito de la lectura, charlar con alguna persona (recuperar lo de llamar por teléfono) y/o dar un paseo sosegado.

4. En especial, resulta imperioso que saques al móvil de tu habitación, y que dejes de lado las comparaciones en redes sociales. Se ha visto que esta actividad genera un estado de alerta que interfiere y mucho con los niveles de melatonina, la hormona que te permitirá dormir bien.

 

Foto de Ola Dapo en Pexels

 

5. En lugar de saltar a buscar ese café de primera hora por la mañana, la mejor alternativa para tu cuerpo es entrenar un ratito corto e intenso, el aumento del cortisol (la hormona de activación) será más coherente que tomando café y con efectos más fisiológicos.

6. Recuerda retirar las otras fuentes de bebidas estimulantes como bebidas de cola con la comida o fuentes muy altas en azúcares rápidos justo antes de ir a dormir. La bebida de cola aunque sea light no ayudará a tu microbiota intestinal a estar sala (y propiciará más inflamación). Por su lado, los azúcares rápidos te darán un chute de energía que no nos interesa que tengas justo antes de ir a dormir.

7. Al mediodía o a media mañana, sería ideal si pudieras ubicar un tiempo para exponerte al sol, cuanta más extensión de piel posible y estar al aire libre un rato (sin gafas de sol) para que tu ojo reciba la información de cuándo es de día y debe estar activo y se ajuste con los ritmos de luz naturales. Además aprovechas para sintetizar vitamina D que también es importante para el descanso y el descenso de la inflamación.

8. Esa hambre atroz de media tarde responde a los patrones de estrés y de agotamiento. Debes tener a tu disposición alternativas más saludables: frutas, frutos secos, tostadas de sarraceno untadas con aceite de coco y dátiles, etc. Y sobre todo ponerle consciencia a ese momento. Disfrutar de tu media tarde pero sin buscar el saciarte al máximo. Es importante que bebas una infusión o agua mineral antes de ese momento, porque muchas veces hay algo de deshidratación más que hambre real, especialmente si en tu vida hay mucho café.

9. La cena es mejor pronto que tarde, te permitirá meterte en la cama con el grueso de la digestión ya hecha y así descansarás mejor. Aquí te comparto excelentes recetas para tus cenas: dorada al horno, bocaditos de calabacín, pastel de tortilla de patatas prebiótica, pollo rebozado sin gluten

10. Practicar ejercicios de respiración como los que aprendes en Reshape Respira, te va a ayudar muy mucho a relajarte por la noche y a activarte por la mañana.

Foto de Karolina Grabowska en Pexels

 

¿Y tú? ¿Tienes problemas para dormir y estás cansada todo el día como Ágata? ¿Qué cosas de la historia de Ágata te han resonado?

Si te ha gustado el post, te estaré muy agradecida si lo compartes en tus redes sociales.

Equipo ReShape

¿Quieres valorar la oportunidad única de formar parte de nuestra comunidad del Método Reshape para un Hipotiroidismo feliz con más de 1.300 alumn@s empoderad@s?

Entonces te invitamos a acceder al webinar gratuito «Las claves para transformar tu hipotiroidismo» suscribiéndote aquí: https://academiareshape.com/suscribe-webinar/

DISCLAIMER

Esta información es meramente divulgativa, no tiene como intención tratar ninguna enfermedad. Si tiene cualquier duda sobre cómo puede afectar su vida y/o su tratamiento, debe consultar a su médico de referencia

¿Te gustó este post? Compártelo en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on whatsapp

Lee otros artículos

Deja una respuesta