Descubre la relación entre la caída del cabello y el hipotiroidismo

La melena de Montse

Nunca he tenido una gran cabellera, ya desde pequeña, mi madre y mi abuela me decían que con mis cuatro pelitos revueltos, poca cosa se podía hacer.

Yo veía las gruesas trenzas de las demás niñas y las coletas dobles que llevaban y tenía mucha envidia. Quizás por eso di más de un tirón a esos pelos abundantes, como deseando que con ello algo se quedara unido a mi cabeza.

Montse Reus. De pequeña tenía cuatro pelos y siempre sucios

 

En la adolescencia intentaba llevar una larga cabellera pero solo se veía medianamente bonita el primer día de lavarla. Recuerdo una vez que llevaba una diadema de dientecitos. Mi padre se quedó mirando y señalando a mis entradas y dijo: Hija, ¿No tienes muy poco pelo ahí?

A los veinte y poco empecé a teñirme, primero con tonos rojizos y luego con mechas rubias. Así, tenía la sensación que le daba un poco de volumen a mi melena. Pero al poco que lo tuviera sucio, de hecho al día siguiente de lavármelo, ya me lo veía mal.

Montse Reus. A los 20 y pocos empecé a teñírmelo y escalármelo para dar más volumen

 

Así que, preocupada por mi caída de pelo, empecé a ir a un centro de salud capilar dónde me hacían un “tratamiento” dos veces por semana. Me lo lavaban, me ponían una mascarilla “revitalizante”, me hacían un masaje y me pasaban un cepillo con infrarrojos. También allí compraba su cepillo, sus lociones y sus champús. Su consigna era que debía lavármelo a diario con sus productos para “sanearlo”. Con el tiempo me di cuenta que era, nunca mejor dicho, una tomadura de pelo. La inversión en productos y las horas de servicio eran altísimos y mi salud capilar tampoco mejoraba.

Monte Reus. Me pongo mechas rubias buscando verme mejor

 

En paralelo también, fui al dermatólogo que me dijo tener AAD (Alopecia Andorgénica Difusa). Este diagnóstico fue sin analítica ninguna y solo viendo mi cabeza. También vaticinó que eso no tenía arreglo más allá del proceso que él me recomendaba. Empezar con un líquido que debía ponerme (Minoxidil) y luego pasaríamos a unas pastillas (Finasteride) y finalmente microinjertos de pelo. Debía ir con ir con mucho cuidado cuando decidiera tomármelas porque no podía quedarme embarazada mientras lo hiciera ya que podrían afectar al feto. También me dijo que fuera a ver a la ginecóloga para que me pautar anticonceptivos, que seguro ayudarían. Y que la endocrina me subiera la dosis de Eutirox para mejorar mi densidad capilar.

La endocrina efectivamente me subió la dosis de Eutirox de 50 a 75 y allí empecé a tener mucha ansiedad, taquicardias, problemas para dormir. Así, que lo hablé con ella y volvimos a la dosis antigua.

Montse Reus. Siempre intentando tener melena, pero con dificultades

Efectivamente la ginecóloga me dijo literalmente que con los “antibabys” (pastillas anticonceptivas) se me pasarían todos los problemas. Me dio Diane 35 que tuve que dejar por muchos malestares que me producían (dolores de cabeza, hematomas al mínimo golpe, entre otros). “Empeorarás si las dejas” dijeron casi al unísono el dermatólogo, la ginecóloga y la endocrina. Pero algo dentro de mí, me hacía intuir que las anticonceptivas no podrían ser la solución. Así que decidí no seguir tomándomelas.

Y cada vez que me miraba al espejo me veía peor y me ponía más triste. Tenía 28 años pero mi cabeza parecía la de una señora a anciana.

Cuando nos prometimos con mí (ahora) exmarido llevaba el pelo más largo. Mi sueño era que, para la boda, yo pudiera lucir una larga cabellera abundante. Se volvió una obsesión hasta el punto de plantearme ponerme extensiones. De esas que parece que lleves el pelo de 3 personas a la vez. Pero temía que las mismas hicieran que el poco pelo al que se anclaban se cayera aún más.

Al final, mi peluquera de por aquel entonces me aconsejó teñirme y luego ponerme contrastes encima para dar más profundidad.

Ahora miro mis fotos de época y me encuentro tan teñida y artificial que ni me reconozco.

Además recuerdo que siempre que me teñía o me ponía mechas, notaba un dolor de cabeza durante todo el día que me lo hacía. ¿Cómo no me daba cuenta que eso me estaba perjudicando?

Montse Reus. Para mi boda, teñida rubia buscando verme mejor

Con el tiempo, fui descubriendo que había mucha relación entre la anemia que llevaba arrastrando de hacía años y que a nadie le había dado por indagar con más profundidad. También, que dicha anemia era lo que me daba malestares cuando subían la dosis del Eutirox. Si se administra Eutirox sin corregir previamente la anemia puede dar ansiedad, problemas para dormir, entre otras mucho malestares. Es como apretar el turbo del coche (Eutirox) cuando no hay suficiente gasolina (anemia)

También aprendí que mientras el intestino esté mal, es muy difícil corregir la anemia. Por más hierro que se administre, si el cuadro inflamatorio del cuerpo está ahí, nuestro intestino no lo absorberá.

Otra clave fue darme cuenta que no estaba comiendo suficiente proteína de calidad. Un aspecto esencial para corregir la salud intestinal, nutrir de forma equilibrada el sistema inmune y tener materia primera para asegurar un buen “pelaje”.

Finalmente, mi momento “Ajá” ocurrió cuando me di cuenta que si quería lucir un pelo bello, primero debía respetar su color natural. Y dejar de machacarlo con tintes que lo debilitaban y que me exponían innecesariamente a tóxicos, hasta el punto de darme dolor de cabeza.

Dejar de usar productos para el pelo con siliconas, sulfatos y secadores potentes. Y pasé a lavarlo 2 o a lo sumo 3 veces por semana.

Las pautas antiinflamatorias para comprender y mejorar el hipotiroidismo y la calidad del cabello, las explico paso a paso en el Método Reshape. Descubre si es para ti en este webinar gratuito

Cómo afecta el hipotiroidismo al cabello

El hipotiroidismo puede dar lugar a caída del cabello cuando no está bien tratado. Para entender como esta condición causa la caída primero hace falta entender cómo crece el cabello:

  1. Tu cabello crece por la raíz que se encuentra dentro de un folículo en el cuero cabelludo.
  2. Los capilares sanguíneos de tu cuero cabelludo nutren dicha raíz. Esto le permite crear más células y crecer.
  3. El cabello empuja a través de tu piel. Pasando por una glándula sebácea que lo nutre con grasa para darle suavidad y brillo.
  4. El pelo crece por un tiempo, pero luego cae y empieza un nuevo ciclo.

¿Qué ocurre cuando hay hipotiroidismo?

Cuando la producción de hormonas tiroideas está alterada – especialmente la conversión de la hormona T4 (la inactiva que tomas con tu mediación, tipo Eutirox, Levothroid) a la hormona activa T3 – el desarrollo de tu pelo y de tu raíz también lo están. El pelo cae con mayor facilidad y puede que no sea reemplazado. El pelo se hace más fino especialmente en la zona frontal y también en la zona final de las cejas.

Entiende mejor cómo funcionan las hormonas del tiroides en nuestro webinar gratuito: Las claves de tu hipotiroidismo

Montse Reus (verano 2019). Enamorarme de mi color natural fue lo mejor

Mis 10 consejos para mejorar tu cabello

1. Corregir la causas o causas de fondo. Habitualmente relacionadas con la anemia crónica y el déficit de absorción de otros micronutrientes (zinc, selenio, cobre, vitamina C, B12, entre otros) cuya causa última es la inflamación del intestino. Corregir el déficit de hierro si el Eutirox está sentando mal, para ello debes hablar con tu médico. Recuerda que la suplementación con hierro interfiere en la absorción de la medicación para el tiroides. La toma de uno y del otro deben estar separados varias horas.

2. La mejor estrategia para mejorar la absorción de nutrientes y mejorar tu intestino es dejar los alimentos proinflamatorios de lado. Estoy hablando de los procesados ricos en: alimentos ricos en harinas, aceites y azúcares refinados.

3. Asegurar una ingesta abundante de alimentos frescos, de temporada y con cantidad de antioxidantes (pigmentos naturales de frutas y verduras).

4. Asegurar suficiente proteína en tu día a día y en cada comida (desayuno, comida y cena): huevos, pescados azules (que además ayudan a reducir la inflamación), carne al corte (no salchichas o hamburguesas).

5. Dar respira a tu pelo, dejando los productos con siliconas, sulfatos, tintes agresivos, temperaturas excesivas de secado.

 

Montse Reus (verano 2020). Mi pelo por fin está sano

 

6. Lavarlo menos. Y usar agua de mar para el último aclarado si quieres un extra de volumen. Recuerda secarlo con cuidado y si es al sol, mejor.

7. Usar decocción de lino para su acondicionado. Hervir 5 cucharadas soperas de lino en 300 ml de agua por 5 minutos, colar inmediatamente y guardar en un envase dispensador (tipo una botella vacía de champú) en la nevera. Puedes aplicártelo a diario para ayudar a deshacer enredos y dar volumen.

8. Enamorarte de tu pelo, su color, su textura, su forma. Amarlo y respetarlo. Mandarle mensajes bonitos de auto amor. La cuestión aquí es que te los estás dirigiendo a ti misma y ese ya es un gran comienzo para una buena relación. Este es un punto CLAVE en todo el proceso.

9. Recuerda que la suplementación con biotina (vitamina B8 o B7) puede falsear Y MUCHO los resultados analíticos de tu tiroides. El valor de la TSH puede estar muy disminuida cuando se utiliza dicha suplementación. Si te la estás tomando, deja de hacerlo al menos 15 días antes de cualquier analítica.

10. Cepillarlo con mimo con tus dedos, una peineta de púas anchas o un cepillo de cerdas naturales o de madera.

 

Montse Reus (verano 2020). Deseo que mis consejos te sirvan para alcanzar un hipotiroidismo feliz

 

Por último, un apunte, el cabello lleva sus ritmos. Muchas veces desearíamos que de la mañana a la noche nos pudiéramos ver divinas. Se necesita un mínimo de 3 meses para empezar a notar cambios si cada día vas pasito a pasito mejorando en tus pautas antiinflamatorias. En mi caso, nunca hubiera pensado que con cuarenta y pico, por fin tuviera la melena que llevo soñando desde pequeña.

Equipo ReShape

¿Quieres valorar la oportunidad única de formar parte de nuestra comunidad del Método Reshape para un Hipotiroidismo feliz con más de 1.300 alumn@s empoderad@s?

Entonces te invitamos a acceder al webinar gratuito «Las claves para transformar tu hipotiroidismo» suscribiéndote aquí: https://academiareshape.com/suscribe-webinar/

DISCLAIMER

Esta información es meramente divulgativa, no tiene como intención tratar ninguna enfermedad. Si tiene cualquier duda sobre cómo puede afectar su vida y/o su tratamiento, debe consultar a su médico de referencia

¿Te gustó este post? Compártelo en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on whatsapp

Lee otros artículos

Deja una respuesta