Hummus de guisantes a la menta con chips de yuca

Aprovechando que es temporada de guisantes, hoy una receta de hummus diferente!

El hummus sirve como aperitivo, snack de media tarde, para untar las tostadas del desayuno, como acompañante de pescados, carnes o verduras. Yo lo he preparado como aperitivo con chips de yuca, pimiento amarillo y cogollos, para variar un poco de los crudités tradicionales como la zanahoria, pepino y apio, pero puedes acompañarlo de lo que más te guste!

Receta para 6 personas.

Ingredientes :

Instrucciones:

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 180ºC.
  2. Pela la yuca y córtala en laminas finas.
  3. Colócala en un bol y añade un chorro de aceite y sal. Mezcla bien.
  4. Forra una bandeja de horno con papel de horno y dispón la yuca de manera que quede bien repartida. Hornea por 15 min, hasta que empiece a quedar dorada y crujiente.
  5. Pela los guisantes si son frescos, sácalos de la vaina y pásalos por agua.
  6. Pon agua a hervir con sal. Cuando esté hirviendo cuece los guisantes por 2-4min. Dependerá del tamaño y si son frescos o congelados. Cuando estén tiernos, cuélalos y pásalos por agua fría para que no se sigan cociendo. Guarda un poco del agua de cocción para hacer el hummus.
  7. Pela el ajo y quítale el germen.
  8. En un vaso de batidora añade los guisantes, el ajo, la menta, el zumo de limón, tahini, 2 cs de aceite, una pizca de sal y el agua de hervir los guisantes. Yo he usado 10 cs, pero ajústalo a la textura que más te guste. Bate bien todos los ingredientes.
  9. Sirve el hummus con los chips de yuca, tiras de pimiento amarillo (se repite menos que el rojo) y hojas de cogollo.

Conservación:

  • Lo puedes conservar en la nevera hasta tres días o congelar.

Medidas:

  • cs cucharada sopera / 1 Tbs
blank
blank

NaturalmenteHelen

blank

¡Hola! Soy Helen, me encanta lo natural, lo auténtico, la simplicidad, la esencia de las cosas… de ahí el nombre de mi blog, NaturalmenteHelen, un espacio donde compartiré principalmente recetas, ya que es en la cocina donde surge, naturalmente, mi creatividad.

Hace años me formé como entrenadora personal, tenía un cuerpo perfecto en apariencia… pero por dentro estaba en desequilibrio, tenía unas digestiones horribles. Ahí me di cuenta que no sólo se trataba de pesar lo que comía y calcular los carbohidratos, proteínas y grasas. Descubrí la macrobiótica de la mano de Simon Brown y todo cambió, hubo un antes y un después. A parte de aprender a cocinar y de entender los alimentos de otra forma, lo más importante es que aprendí a escuchar mi cuerpo y como los alimentos, las diferentes cocciones y los estados en cómo los ingería me afectaban. Aquí empezó mi camino del autoconocimiento y no ha parado hasta entonces. Posteriormente he estudiado cocina mediterránea, aromaterapia, cuencos tibetanos, hatha Yoga y Ayurveda.

blank

¿Te gustó este post? Compártelo en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on whatsapp

Lee otros artículos

Deja una respuesta