Alubias blancas con verduras y trigo sarraceno

Hoy una receta fácil y no por ello menos saludable! Este plato combinado tiene todo lo que tu cuerpo necesita para funcionar de manera óptima! 💪

Parece complicado porque hay varias cocciones, pero todas son super fáciles y yo lo que hago es preparar más cantidad y así tengo comida para más días de la semana y los voy combinando de diferentes formas. Por ejemplo, hago un puré de zanahoria e hinojo, una crema de acelgas y unas albóndigas de trigo sarraceno.

Receta para 4 personas.

Ingredientes :

Instrucciones

Preparación:

  1. Monta el plato con esta proporción:
  • 50% verduras (acelgas, setas, zanahoria e hinojo
  • 30% alubias
  • 20% trigo sarraceno
  1. Y añade las semillas, el chucrut, los germinados y aliña con aceite de sésamo tostado.

Preparación alubias blancas:

  1. Si usas las de bote. Lávalas bien hasta que deje de salir espuma.
  2. Puedes comerlas al natural o si quieres calentarlas es mejor al vapor porque así no se rompen ni se secan.

Si quieres cocinarlas. Tienes que dejarlas en remojo la noche anterior con alga kombu y luego cocinarlas según las indicaciones de Diego de Castro en su artículo:

https://diegodecastro.es/guia-definitiva-legumbres/

Preparación trigo sarraceno:

  1. Lava bien el trigo sarraceno bajo el chorro de agua fría, con un colador de malla fina.
  2. Escurre bien para quitar el exceso de agua.
  3. Pon a calentar un cazo y agrega el trigo sarraceno, saltea un poco antes de añadirle el doble de agua, así quedará más suelto.
  4. Cuando hierva, agrega una pizca de sal, tapa y cocina a fuego suave entre 20 y 25 minutos, hasta que quede cocinado. Si tiene exceso de agua, cocina los últimos minutos sin tapa.
  5. Extiende el trigo sarraceno en una bandeja, para que se enfríe más rápido y no se siga cocinando.

Preparación setas:

  1. Lava y pica las setas. Saltéalas en una sartén bien caliente con un hilo de aceite y salpimenta.
  2. Si te apetece puedes añadirles ajo y/o hierbas aromáticas.

Preparación acelgas:

  • Corta las puntas de los tallos de las acelgas y lávalas bien.
  • Quita las hebras, haciendo un pequeño corte al final del tallo y tirando hacia la hoja. De esta forma saldrán los filamentos más gruesos, puedes hacerlo por los dos lados. (Puedes omitir este paso si las acelgas son bien tiernas)
  • Separa ahora las hojas de los tallos y corta las hoja en tiras finas y pica los tallos. Las cocinaremos en dos tongadas, no las mezcles!
  • En una sartén a fuego medio, añade el aceite, el ajo y los tallos de las acelgas y saltea por 5-6 minutos, hasta que estén tiernos.
  • Agrega las hojas y saltea por un par de minutos hasta que estén cocinadas.

Preparación zanahorias e hinojo:

  1. Lava y trocea la zanahoria y el hinojo.
  2. Calienta una cazuela baja, agrega un hilo de aceite la zanahoria y el hinojo.
  3. Añade un dedo de agua y cuando hierva salpimenta y tapa.
  4. Cocina a fuego medio/bajo por 25 minutos aprox. Hasta que estén tiernas.

Conservación y sugerencias:

  • Lo puedes conservar en la nevera hasta cuatro días.
  • Con las verduras que te sobran puedes hacer:
  • Puré de zanahoria y chirivía. Pasando por la batidora de brazo los ingredientes, junto con leche vegetal.
  • Crema de acelgas. Batiéndolas con agua o caldo de verduras y levadura nutricional.

Medidas y abreviaciones:

  • cs cucharada sopera / 1 Tbsp
  • cp cucharita de postre / 1 tsp
  • cc cucharita de café / ½ tsp
  • AOVE: Aceite de oliva virgen extra
blank
blank

Equipo ReShape

blank

¿Quieres valorar la oportunidad única de formar parte de nuestra comunidad del Método Reshape para un Hipotiroidismo feliz con más de 2.500 alumn@s valientes.

Entonces te invitamos a acceder al webinar gratuito «Las NUEVAS claves para transformar tu HIPOTIROIDISMO» suscribiéndote aquí: https://academiareshape.com/suscribe-webinar/

NaturalmenteHelen

blank

¡Hola! Soy Helen, me encanta lo natural, lo auténtico, la simplicidad, la esencia de las cosas… de ahí el nombre de mi blog, NaturalmenteHelen, un espacio donde compartiré principalmente recetas, ya que es en la cocina donde surge, naturalmente, mi creatividad.

Hace años me formé como entrenadora personal, tenía un cuerpo perfecto en apariencia… pero por dentro estaba en desequilibrio, tenía unas digestiones horribles. Ahí me di cuenta que no sólo se trataba de pesar lo que comía y calcular los carbohidratos, proteínas y grasas. Descubrí la macrobiótica de la mano de Simon Brown y todo cambió, hubo un antes y un después. A parte de aprender a cocinar y de entender los alimentos de otra forma, lo más importante es que aprendí a escuchar mi cuerpo y como los alimentos, las diferentes cocciones y los estados en cómo los ingería me afectaban. Aquí empezó mi camino del autoconocimiento y no ha parado hasta entonces. Posteriormente he estudiado cocina mediterránea, aromaterapia, cuencos tibetanos, hatha Yoga y Ayurveda.

blank
blank
blank

¿Te gustó este post? Compártelo en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on whatsapp

Lee otros artículos

Deja una respuesta